Falsos mitos sobre traducciones juradas

942 82 18 18
Falsos mitos sobre traducciones juradas

La especialidad de nuestra empresa son las traducciones juradas en Santander y, como expertos en este tipo de trabajos, queremos desmentir algunos de los principales falsos mitos que existen tanto sobre las traducciones juradas como de la profesión de traductor jurado, comenzando por la falsa creencia de que este tipo de traducciones deben siempre imprimirse en papel timbrado, algo que no es ni mucho menos obligatorio.

La normativa sobre la que se rige Cantábrico Traducciones - 43 Idiomas y cualquier otra empresa de traducción no obliga a que el papel sea timbrado. Otra cosa muy distinta es que se emplee para dar una mayor oficialidad al documento, algo que sí es recomendable y es un valor añadido a la traducción, pero no es ni mucho menos obligatorio.

Como ya tampoco es cierto que sea imprescindible acudir a la oficina del traductor jurado en persona para entregar el documento original, sino que basta con que el profesional selle y firme una copia del mismo, ya que la nueva ley sobre traducciones juradas en Santander obliga a esta práctica, en lugar de tener que disponer de documentos originales siempre, que cuestan dinero y no siempre es posible tener varias copias.

En cuanto al ámbito o región de trabajo de los traductores, no ocurre como otras profesiones que están sujetos a una ciudad o una zona delimitada, sino que pueden trabajar en cualquier parte del país y del extranjero, un mito bastante recurrente. Como tampoco existen tarifas oficiales y fijas para este tipo de trabajos, sino que es la propia empresa o el traductor los que estipulan sus precios en función de las características, dificultad, experiencia, etc.